Teoría del color

Captar el color es una práctica fundamental en muchas disciplinas artísticas, como la pintura, el diseño gráfico, la moda, y, como no puede ser de otra manera, en la fotografía. Artistas y diseñadores se afanan en conseguir resultados armoniosos en sus trabajos, y en utilizar todas las herramientas de las que disponen para conseguir aquellos colores que despierten unos sentimientos específicos en el observador (la psicología del color).

Hoy os proponemos que demos una breve pincelada sobre la teoría del color para aprender juntos un poco más sobre el color en nuestras fotos.
Teoría del color

Repasemos un poco la paleta cromática. Podemos ver que los colores se dividen en tres tipos:

Colores primarios

Son el rojo, amarillo y azul, y componen la base sobre la que se crean el resto de colores.

Colores secundarios

Son el verde, naranja y violeta, y se sitúan entre cada par de colores primarios. Estos colores se crean mezclando cantidades iguales de los dos primarios que tienen más próximos. Por ejemplo, el naranja se crea mezclando cantidades iguales de rojo y amarillo. Y también es importante saber que los colores secundarios no contienen ninguna cantidad de un color opuesto a él. Por ejemplo, el verde no contiene rojo, sólo azul y amarillo.

Colores terciarios

Para completar el círculo cromático se insertan colores entre los primarios y los secundarios. Estos colores se crean mezclando los colores adyacentes. Lo habitual es que estos colores no tengan nombre y se identifican por los nombres de los dos colores que lo forman: verde-azul, rojo-naranja, amarillo-naranja, etc. Es decir, se forman mezclando un color primario con un color secundario.

Teniendo esto es cuenta, un buen recurso para nuestras fotografías es el de usar colores complementarios. Los colores complementarios son aquéllos que se encuentran uno en frente del otro en la paleta cromática. Una foto con estos colores funciona especialmente bien si uno de los colores es el que domina y el otro sirve como contraste. Cualquier combinación de dos colores opuestos en el círculo cromático consigue incrementar el impacto de la imagen.

Aquí tenéis un ejemplo estupendo. Miguel descansa sobre un fondo verde dominante con una camiseta roja (el complementario del rojo) que destaca sobre ese fondo.

Teoría del color

Si lo que se busca es crear una armonía en el color, el modo más simple es utilizar colores análogos, que son aquéllos que se encuentran más cerca en la rueda cromática. Podemos crear para nuestra foto una paleta monocromática en las que hay un solo color al que podemos añadir blanco o negro. Un buen ejemplo sería esta fotografía de los pies de Diego, donde todos los colores son distintos tonos de azul salvo el blanco de las casas al fondo y el color de su piel. Con la elección de estos colores se ha conseguido armonía en el color.

Teoría del color

El color en una imagen fotográfica es una herramienta importante para comunicar emociones al espectador. Si lo miramos desde ese prisma los colores pueden clasificarse de la siguiente manera:

Colores cálidos

Son el rojo, naranja y amarillo. Tienden a asociarse con emociones positivas, proporcionan energía y pasión.

Colores fríos

Son el azul, verde y violeta. En general se asocian con sentimientos tristes, de soledad y melancolía.

Además, el color negro suele asociarse con la elegancia, el misterio y desasosiego. Los neutros como el blanco, gris y beige transmiten pureza, limpieza e inocencia.

Una cosa a tener en cuenta en fotografía es que los colores calientes dan la sensación de avanzar y los fríos la impresión de retroceder. Si se sabe utilizar bien estas cualidades, se puede conseguir unos excelentes resultados.

Como ejemplo, en esta foto el rojo de nuestro Spider-boy al ser un color cálido da la sensación de estar saliendo de la fotografía, mientras que el fondo azul al ser un color frío contribuye a dar sensación de volumen al conjunto.

Teoría del color

El rojo es uno de los principales colores psicológicos y es el color más intenso con el que contamos en nuestras herramientas. Es muy llamativo y destaca entre los elementos de fondo. Tiene un mayor impacto cuando ocupa una zona pequeña del encuadre. Por ejemplo, en esta foto de Diego con licencia para mojar, el rojo ocupa sólo un pequeño lugar de la foto, pero su impacto es grande. Y el fondo negro ayuda a dar un toque de misterio a toda la foto.

Teoría del color

El verde es otro de los principales colores psicológicos. Se puede considerar un color seguro, utilizado para indicar el camino, la continuidad y lo natural. El verde recuerda a la esmeralda o a la hierba tierna. Tiene la capacidad de relajar al espectador y transmitir sensación de bienestar y armonía. Pero es conveniente utilizar otros colores a su lado para evitar una composición aburrida. Es por eso que en esa foto de Miguel en su versión de bailando bajo la lluvia el amarillo del paraguas le da el toque perfecto a los verdes dominantes del resto de la fotografía.

Teoría del color

¿Qué os ha parecido todo lo que hemos repasado del color? ¿apasionante, verdad?. Escribiremos más píldoras como ésta con ejemplos gráficos para ir aprendiendo poco a poco y asimilar conceptos básicos del color para poder mejorar nuestras fotografías.

Y para despedirnos os dejamos esta foto de Miguel donde la dominancia del blanco crea una composición minimalista con pinceladas de rojo y azul en la camiseta de Miguel y las vigas. ¿Se puede ir más conjuntado?

Teoría del color

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: , , , , , , , , , ,