Hoy vamos a hablar de algo muy sencillo que muchos sabréis pero que puede ser un quebradero de cabeza en un momento dado, así que es posible que ayude a mucha gente: cómo guardar fotos para la web.

Veréis, yo tengo desde hace unos pocos años un blog de amigurumis llamado El Gallo Bermejo. Todas las fotos que subo son mías, claro, y me encontraba con un problema. Las fotos las veía muy bien de color, las editaba en Photoshop si era necesario, o si no había que hacerles ningún retoque, también usaba Photoshop para cambiarles el tamaño y convertirlas a JPG. Hasta ahí todo bien, la fotografía se veía perfecta de color, pero cuando la subía al blog, ¡horror!… parecía que había perdido los colores, como si se hubieran apagado e incluso se veía un poco verde. Como veis en la foto, la parte de la derecha es como era la foto en realidad y la de la izquierda como la visualizaba el navegador en mi blog.

No podía explicarme lo que ocurría, porque con cualquier otro editor la veía perfecta. Si la convertía a PNG no había ningún problema, pero en JPG era horrible. Llegué a pensar que era un error de la plataforma Blogger, y al final lo que hice fue subir todas mis fotos en formato PNG, aunque sean más pesadas y el navegador las maneje peor. Pero la cosa es que aunque estuve buscando si alguien más había notado ese problema al subir las fotos a Blogger, a nadie más parecía pasarle.

Esta foto es otro ejemplo, abajo se ve la foto original y arriba se ve cómo la visualizaba el navegador.

leyendo mi manual de Lightroom entendí el problema. En el manual el autor explica que al exportar las imágenes a JPG desde Lightroom, el programa te ofrece tres tipos de perfiles del color (espacio de color) para hacer la exportación:

    • sRGB
    • Adobe RGB
    • ProPhoto RGB

En el libro se explica que los perfiles Adobe RGB y ProPhoto son los más completos (sobre todo ProPhoto) y que deberían ser los utilizados cuando queremos exportar las fotos para continuar editándolas en otro editor. Pero (y aquí está la clave), si la foto la estamos exportando para utilizarla en la web, deberíamos utilizar el perfil sRGB, porque los otros dos perfiles guardan información del color que muchos navegadores y aplicaciones no son capaces de entender.

¡Y esto lo explica todo! El problema que tenía hasta ahora es que cuando editaba las fotos en Photoshop las estaba guardando con un perfil de color que los navegadores no son capaces de entender correctamente, por eso las veía en el blog apagadas.

¿La solución? Pues es muy sencilla. O bien cambiamos el perfil antes de guardar la foto para que utilice sRGB (en el menú Edición -> Asignar perfil) o bien (lo que yo os recomiendo) es guardar la foto en Photoshop con la opción de guardar para web:

Al elegir guardar para web os saldrá un menú en el que podéis elegir el tamaño de la imagen, la calidad y otras muchas cosas. Lo más importante es que tengáis marcado el check que dice ‘Convertir en sRGB’. De esta forma os aseguráis que vuestras fotos queden perfectas para ser visualizadas en cualquier navegador o dispositivo móvil.

La opción de guardar para web ya guarda por defecto la foto con 72ppp, que son más que suficientes para un uso en web, y consigue que nuestras fotos pesen menos y se carguen mucho mejor en los navegadores (algo importante).

Si alguien tiene curiosidad por sabe el manual de Lightroom que tengo, es el de Martin Evening, una maravilla. Evening es uno de los expertos que trabaja en Adobe en el desarrollo de las versiones de Lightroom. En realidad mi manual no es éste que os pongo aquí, sino que es el de la versión 6 de Lightroom. Todavía no ha llegado a España y Amazon no lo vende, lo compré directamente a la editorial Adobe Press.

Y esto es todo, ya sabéis cómo guardar fotos para la web. Como veis es muy sencillo, pero puede traer muchos dolores de cabeza si no lo tienes claro, así que esperamos que os sea de utilidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *