1--EL

No es necesario conocer físicamente a Eva para darte cuenta de que es una persona encantadora y cariñosa. Basta sólo con intercambiar un par de correos con ella o algún que otro mensaje en Instagram. Pero tampoco eso es necesario, se puede percibir su carácter con simplemente contemplar su trabajo fotográfico. Sus imágenes te hacen sentir como en casa, te arrancan sonrisas y te recuerdan a las largas sobremesas familiares de risas y charlas que no acaban nunca.

Nosotras conocimos a Eva como alumnas suyas en su curso Lazos de la escuela de Jackie Rueda. El curso se compone de siete lecciones en siete días absolutamente geniales. Se supone que es un mini-curso, pero debe de ser sólo por la duración en el tiempo, porque es un pedazo de curso en toda regla: divertido, ameno, lleno de información útil, y súper interesante. Cuando lo acabas (además de tener ganas de más), tienes la sensación de que has aprendido mucho; porque sobre todo has aprendido a hacer cosas al alcance de tu mano, sin parafernalias ni materiales extraños, sólo poniendo dedicación y el cariño que pone ella en sus fotografías.

5--EL


Teníamos en mente hacer una serie de entrevistas a fotógraf@s que nos influyen de un modo u otro, y teníamos clarísimo que Eva tenía que formar parte del proyecto. Como Eva es un encanto, accedió en cuanto se lo pedimos. Y como es cercana y divertida, ha quedado una entrevista genial.


La entrevista a Eva Lago

Y aquí va la entrevista. Han sido 15 preguntas pero podrían haber sido muchas más, se nos ha hecho muy corto. Es como tomarse un café con una buena amiga mientras te echas unas risas y hablas de tus cosas.

1. La primera pregunta es de obligado cumplimiento: ¿ Cómo consigues que tu pareja salga en tus fotos? ¡Y encima sale feliz! (Imaginamos que eres consciente de la envidia que generas en el resto de la población de fotógrafas)
F. Feliz
Lo más fácil sería deciros que F es un hombre maravilloso. Y en realidad lo es!, pero como todo el mundo de vez en cuando refunfuña. Y desde luego si le pido que pose para una foto no suele apetecerle. Es cierto que sabe lo que me gusta (y lo pesada que puedo ponerme), así que suele acceder finalmente, pero el truco para evitar que me pida el divorcio es intentar, en la medida de lo posible, no molestarle. La mayoría de mis fotos son «robados». No es que no se entere de que lo fotografío, pero no le pido que me mire o que cambie de sitio, etc. Simplemente lo retrato tal cual está en ese momento sin más.
Solo cuando toca un retrato «formal» tengo que darle la brasa, entonces le pongo «ojitos» y, por supuesto, intento ser lo más rápida posible.
No obstante, ninguna de estas cosas funcionaría si F no fuera F. Tiene una paciencia infinita conmigo y es el más mejor compañero del mundo.
Así que siento no poder ayudaros en eso, ¡porque yo lo vi primero! (risa malvada aquí)

2. Es evidente para cualquiera que siga tu trabajo que para ti la familia es un pilar fundamental en tu vida. ¿Te ha ayudado eso a entender la fotografía a tu manera?
Yo creo que, en realidad, esto ha sido al revés. Mi familia me ha ayudado a entender la fotografía. Es cierto que siempre me ha gustado, pero solía hacer fotografía de viaje como aficionada total. En realidad empecé bastante tarde a sacar fotos más «en serio» y el punto de inflexión fue la maternidad. En el 2009, comencé una serie de autorretratos como terapia para un momento personal difícil que pasaba en aquel momento. Y al poco de empezarlo supimos que esperábamos a Valentina. Durante aquel proyecto retraté mi embarazo y después el nacimiento y los primeros meses de la vida al lado de nuestra primera hija. Y me enganchó. Sí, mi vida gira en torno a mi familia, F y mis dos pequechiñas, ellos son mi inspiración y los momentos que vivo a su lado son los que quiero conservar en mis imágenes.
3. Eres una excelente fotógrafa con el móvil, y tu Instagram está repleto de buenas fotos hechas con un iPhone. La pregunta es: ¿esto es ABSOLUTAMENTE cierto? ¿No se te ha colado ni una sola proveniente de una réflex? (Es una pregunta retórica, proviene del asombro de que tengas algunas fotos hechas con smartphone que ya nos gustarían a muchas)
Instagram Eva Lago

Respondo como si no fuera retórica. Es ABSOLUTAMENTE cierto. Hay muy muy pocas fotos en mi galería de IG que estén realizadas con la réflex, y en todas ellas hay una etiqueta que así lo indica.

Dicho esto, a mi no me parece tan asombroso. Las cámaras de muchos modelos de smartphone de ahora mismo son unos cacharros muy potentes. Tremendamente luminosos y nítidos. Vamos, que, seguramente superan con creces a las primeras réflex digitales y sin duda, son mejores que algunas cámaras compactas de hoy en día. Es cierto que tiene sus limitaciones porque generalmente trabajas con un sensor muy pequeño (más ruido) y siempre con un gran angular fijo, pero como con todo, una vez que sabes hasta donde puedes llegar es una herramienta maravillosa.
La otra ventaja es que con el móvil practico mucho. Mucho mucho. Está siempre tan a mano! Es excepcional que no haga alguna foto cada día con el teléfono. Y eso es lo que, sin duda, a todos nos hace mejorar.


4. ¿Cómo manejas la luz dentro de casa? ¿Intentas acercar a tus niñas hacia la ventana o te apañas como puedes? ¿Tienes una de esas casa rebosantes de luz que son el objeto de deseo de las revistas de decoración? (algún truco tiene que haber, porque tus fotos tienen una luz maravillosa)

Mi casa no es objeto de deseo de las revistas de decoración (ya me gustaría, pero no, no tiene rodapiés blancos), pero si que rebosa luz. Tengo ventanas enormes por todas partes, bien orientadas y que reciben luz casi todo el día. Pese a ello es necesario ser consciente de eso y buscar la luz, pero en este caso juego con la ventaja de que la tengo. No hay truco en eso. No es mérito mío.


5. Las fotografías con móvil pueden ser realmente bonitas, pero cuando hay poquita luz es muy fácil que la foto salga movida o con mucho ruido. ¿Cómo consigues fotografiar con escasa luz con el móvil? Como en ésta, por ejemplo:
6--EL

Bueno, en esa fotografía no hay tan poca luz. Está hecha en mi habitación y aunque empezaba a atardecer la luz entra por dos ventanales de techo. Es lateral y el fondo es oscuro, por eso parece que hay  menos.
Entender como funciona una cámara a base de practicar disparo manual en la réflex, ayuda a predecir lo que hará una máquina en estas condiciones de poca luz cuando la dejas disparar en automático. Yo me limito a compensar esos «errores» que el aparato va a cometer y por ello, si hay poca luz: selecciono solo objetos estáticos (si están en movimiento saldrán movidos) + sujeto con firmeza el teléfono o mejor lo apoyo sobre algo o me apoyo yo para no moverlo al disparar + selecciono tocando en la pantalla el punto que quiero que salga bien expuesto (que generalmente es el más iluminado) sin importarme si el resto es solo negro.
No obstante si hay muy muy muy poca luz, con sensores tan pequeños como los de un teléfono, no podrás librarte del ruido. En ese caso… editar en B&N puede ayudar a salvar un poco la foto.

6. ¿Utilizas algún truco para hacerte invisible? ¡Confiésalo! Te cuelas en las vidas de tus hijas y no parece que adviertan en absoluto tu presencia. Sin embargo, en vista de las pruebas, sospechamos que debes andar por ahí cerca…

Mis hijas están muy acostumbradas a verme con la cámara en la mano. Y saben que, salvo en situaciones excepcionales, esto para ellas no supondrá un problema, porque nunca las interrumpo para hacerles una foto (salvo en las obviamente posadas como las fotos de grupo… etc.) Así que a ellas les da igual lo que haga yo a su alrededor, pueden seguir con su tarea sin más. No les resulta extraño, al menos no de momento.


7. Generalmente ¿Buscas/piensas situaciones y objetos para componer tus escenas a priori, o ves el momento y disparas cuando lo encuentras?
captar-el-momento-justo

No, no suelo buscar situaciones ni objetos para componer mis escenas. De hecho, ese tipo de fotografía «preparada» es la que más me cuesta. Me estresa tener que conseguir un objetivo predeterminado y me suelo bloquear. Lo hago a veces (como en nuestros retratos navideños), pero reconozco que me cuesta trabajo. Generalmente la foto «se me aparece», no la busco yo. Cualquiera que tenga cierto bagaje fotográfico habrá sentido esa sensación de «ver fotos» en todas partes. Pues eso es básicamente mi forma de trabajar. De vez en cuando algo ocurre y tengo que salir corriendo a por la cámara, que cierto es, no suele estar nunca muy lejos.

8. Muchas veces, muchísimas, las fotógrafas no salimos con nuestros hijos en las fotos. Nos encanta ver que tu si sales, además bien encuadrada y tan mona ¿Algún truco rápido que nos puedas desvelar para hacer más sencillo disparar una foto con nosotras, mínimamente decentes, saliendo en escena?. Adoramos esta fotografía: 

4--EL

¿Nos puedes contar algo sobre el «making of»?
Si. El truco es obvio: tener a alguien que te haga esas fotos! Vuelvo con mi F al que acoso de vez en cuando pidiéndole que me fotografíe. Yo preparo los ajustes de la cámara y le muestro con claridad lo que quiero y luego… el dispara. «He sacado por lo menos 30, así que malo será que alguna no te sirva» suele ser su respuesta habitual en estas ocasiones.
Esa fotografía está hecha el día de la madre. Quería un retrato con mis pequechas, pero aunque a cosa inicialmente iba a ser «formal» todo terminó en niñas que quieren escaparse para no hacer la foto y mamá que las agarra para hacerles cosquillas mientras nos despatarramos y saltamos en la cama. Y al mismo tiempo un papá enfrente dándole al click una y otra vez.
Como bien dice, en alguna de las 30 aparece la magia.

9. Te hemos visto llevando a cabo varios retos fotográficos, como el de 365 días. Nosotras también nos los proponemos, ahora vamos a por el del otoño ;) ¿Recomendarías alguno en especial que pienses es efectivo para mejorar la fotografía de nuestros hijos?

Cualquier reto que suponga hacer fotos con frecuencia será sin duda un impulso para mejorar nuestro trabajo fotográfico. No hay mejor escuela que la práctica. Y tener que buscar cada día una fotografía y esforzarse en hacerla lo mejor posible cada día funciona. Lo hablaba hace nada con unas buenas amigas: hay un antes y un después de un 365. Más allá de que sea un asunto de moda o no. Si cada día haces fotos para conseguir una, y lo haces con un poco de cariño, al final del recorrido mejoras si o si. Os invito a que lo probéis. No falla.

10. ¿Nos recomiendas algún Gadget para móvil o cámara que nos pueda ayudar a hacer fotos de interior?¿Qué opinas del famoso palo de selfie? :))

Selfie Eva Lago

En general cuantos menos Gadgets mejor. Al menos en mi estilo de fotografía. Si cuando «veo» la foto, además de agarrar la cámara tengo que ponerme a conectar flashes, desplegar reflectores y enchufar controles remoto… adiós al momento. Bye Bye foto. Yo intento mantener un equipo muy sencillo por este motivo. Eso si, si la idea es hacer fotos de interior, entendidas estas como con poca luz, una linterna que haga de foco improvisado y trípode pequeñito son una buena opción, barata y portátil, que te puede sacar de algún apuro.
Sobre el palo selfie, poco puedo decir porque no lo tengo aunque lo he probado. Me parece un artilugio divertido la verdad, pero en mi tipo de fotografía le veo un uso más limitado. Si realmente tengo que preparar la foto prefiero montar el teléfono en un trípode y encuadrar utilizando cualquier cosa que tenga a mano. No termina de convencerme lo de disparar con la cámara delantera del móvil que siempre es de menos calidad (al menos hasta que pueda acariciar el nuevo iPhone 6s… que tiene ahí delante un camarón)

11. Esta pregunta es útil para los padres con móvil que nos leen… es decir, ¡todos!. La edición saca brillo a nuestras fotos, y tú eres gran experta en la edición fotográfica en dispositivos móviles (tu curso tiene una joya de capítulo dedicado a los móviles y la edición en ellos).  Si tuvieras que quedarte con una aplicación de móvil para editar tus fotos, ¿cuál sería?.

UNA??? SOLO UNA???? Ay no puedo. Eso es como pedirme que escoja un solo libro o una sola película o una canción o entre mis dos hijas!!! En mi flujo de trabajo habitual es fácil que caigan 3-4 o hasta 5 aplicaciones diferentes. Cada una me gusta especialmente por una cosa. En ocasiones esto se amplía a unas cuantas más, así que… es difícil elegir solo una!
Bueno, vale, lo intento, veamos… Snapseed, bueno, no VSCOcam, no, no, Snapseed. Uff, una sola?, en serio?

12. ¿A quién quieres más a mamá Reflex o a papá Iphone? ¿Qué lugar en cuanto a uso ocupan en tu vida diaria?

Esas cosas no se preguntan. Está feo.
Ya sabéis lo que hay que contestar en estas ocasiones: los quiero a los dos por igual.
Son totalmente complementarios, de hecho, si salgo con idea de hacer fotos, por ejemplo, viajando, llevo mi réflex preparada y el teléfono en el mismo bolsillo de la funda de la cámara. Y es frecuente que tome la misma foto con los dos dispositivos, por ejemplo cuando llevo una óptica de focal más larga cargada en la réflex, me apoyo en el gran angular del teléfono para tener diferentes visiones de la misma escena. Esto lo hacen los profesionales llevando dos o tres cuerpos de cámara, cada una cargado con un objetivo. Obviamente yo no soy profesional, así que esta es mi versión amateur de solventar ese tema.
Ahora mismo mi teléfono es el que está más presente, pero por motivos poco profesionales (tengo muy poco tiempo para sentarme en el ordenador y seleccionar y editar fotos de mi réflex allí, así que al menos con el móvil puedo seguir haciendo fotos y editarlas en cualquier sitio cuando tengo unos minutos libres). Si mi tiempo fuera infinito seguiría trabajando con ambos por igual.

13. En tu pack réflex, ¿qué consideras absolutamente imprescindible para ti? ¿cuál es tu objetivo favorito?

brazos-sol

Vale, ahora es cuando os desmonto el tinglado. Mi pack réflex es un cuerpo muy modesto y dos ópticas, un 35 mm f.2 y un 50 mm 1.4. Tengo un zoom todoterreno malísimo y poco nítido que prácticamente no uso, así que no hay imprescindibles porque solo tengo esos dos y siempre vienen ambos en la misma mini-bolsita.
El mini-trípode y un reflector plegable microscópico están también siempre en mi bolso, pero los uso en contadas ocasiones.

14. Y en el pack móvil, ¿hay algún gadget que lleves siempre contigo o te apañas tan sólo con el teléfono y tu talento?

Jo, dicho así suena muy pretencioso. «me apaño con el teléfono y mi talento» jajajaja! Ya os comenté antes. Siempre llevo el mini-trípode, un reflector mini y una linterna. Pero los uso muy muy poquito porque no suele encajar en mi tipo de fotografía tener que preparar la escena.

15. Por último, un pequeño repaso a las redes sociales. Es evidente que Instagram te gusta mucho. ¿Es tu red social favorita? ¿Con qué frecuencia subes las fotos? ¿En qué momento lo haces? Como curiosidad, contar que nosotras a veces lo hacemos esperando el autobús de ruta de los niños o yendo andando al trabajo (cualquier momento es bueno).

Si, ahora mismo sin duda IG es mi favorita. Estas últimas semanas estoy un poco desconectada, pero suelo subir fotos casi cada día. El momento… pues cuando tengo un hueco, como todas ya veo!. Después de comer, esos minutos de sobremesa con dibujos, o cuando estoy acompañando a las niñas hasta que se duerman suelen ser mis momentos de más actividad. Es cierto que debería mirar más mis estadísticas y esas cosas que te dicen cuando una fotografía va a ser más vista, pero casi siempre me olvido de estar atenta a esos factores. Soy muy inexperta y algo perezosa para esas cosas, la verdad.

3--EL


Y hasta aquí la entrevista. Si os quedáis con ganas de más, podéis visitar el Instagram de Eva aquí o su cuenta de Flickr aquí, donde encontraréis cientos de fotos tan geniales como esta pequeña muestra. Y por si fuera poco, el 9 noviembre hay una nueva edición de su curso Lazos en la escuela de Jackie Rueda. Las inscripciones están abiertas, podéis ver todos los detalles aquí. ¡No os defraudará!

Nota final: Creemos que es evidente, pero por si acaso, aclaramos que todas las fotos que hay publicadas en esta entrada pertenecen a Eva Lago y que ella es su autora intelectual. Nos hemos limitado a mostrar una pequeña pincelada de su trabajo previo consentimiento de la autora.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *