Hoy no escribimos nosotras, en su lugar traemos un post invitado, escrito por otra persona para que conozcáis sus ideas y puntos de vista. La colaboradora es Sara Vázquez, una persona muy especial para nosotras. Sara se dedica profesionalmente al mundo del marketing, y en su vida personal (entre otras muchas cosas) es la mamá de Alex (4 años) y la fotógrafa oficial de todos los momentos de su vida (y de muchos otros momentos, podéis ver sus maravillosas fotos en su galería de Flickr aquí).

Sara ha escrito un texto muy bonito sobre el primer año en la vida de los niños, de lo rápido que pasa el tiempo y de lo importante que es para los padres poder inmortalizar cada uno de esos minutos que se van como un suspiro. No nos enrollamos más, os dejamos con Sara…

Sara


Cuando Carol y Sonia me pidieron colaborar en Click&Boo no lo dudé ni un momento, no sólo porque el proyecto que han lanzado recientemente es una maravilla y me sentí identificada con ellas desde el minuto 1, sino porque cuando las cosas se hacen desde el corazón, con ilusión y empeño, acaban atrapándote, envolviéndote y deseas que algo así salga bien…tiene que salir MUY bien.

Hablando con Carol de la importancia de la fotografía en nuestras vidas, y sobre todo de la relevancia que ha cobrado desde que nuestros niños vinieron al mundo, intentando cada día ser mejores con cada curso online que hacíamos, le comenté la posibilidad de escribir en el blog sobre cómo había ido inmortalizando pequeños momentos durante el primer año de vida de mi hijo Alex, porque ¿A qué mamá no le gustaría grabar para siempre en su retina esa mirada, sonrisa, manitas, piecitos…? Detener el tiempo y desear que se queden así por una temporada, tan pequeños, frágiles y vulnerables, dependientes de nosotras, momentos en los que sólo quieres mimarles y cuidarles, donde 5 minutos separándote de ellos duelen.

Cada vez que veo cómo Alex va creciendo tan rápido, (en breve hará 5 años)  le digo:  “Porfi, porfi, no crezcas más y quédate como un bonsái chiquitito”, a lo que el muy inteligentemente me dice: ”Que no mamá que tengo que crecer, que no me puedo quedar así…

Y es que es ley de vida, irremediablemente algún día se harán mayores, y por una temporada no querrán que te acuestes en su camita, les dará vergüenza que te acerques a darles besitos o abrazos, que juegues con ellos, que les acompañes a la puerta del cole,… por no hablar de la edad del pavo, pero sinceramente prefiero no pensar en ello y disfrutar del presente de todos estos maravillosos momentos.

Definitivamente el primer año de nuestros bebés es de los más importantes, por no decir el primer mes. Es el momento de pleno enamoramiento, descubrimiento, donde nos pasamos las horas mirándoles, observándoles, preguntándonos  a diario “Estará bien, tendrá frío, hambre, sueño, gases, respirará bien…..”, y es que aunque se pasan la mayoría del tiempo comiendo y durmiendo, no nos importa porque cuando les ves con sus ojitos cerrados en un sueño tan profundo y en plena paz, nos acaban  transmitiendo ese mismo estado.

Durante el  primer mes de vida de Alex no paré de fotografiarle durmiendo, soñando, le buscaba planos cortos de sus manitas, piecitos, boquita, cualquier acto reflejo unido a una  sonrisa inconsciente hacía que pensaras ¡Me ha sonreído! Y es que, ¡Qué pequeño era y cómo iba  cambiando en tan corto plazo de tiempo!
Alex Mes 1

En el segundo mes, después de conseguir alguna  noche decente de sueño y recuperar energía, intentaba llamar su atención con pequeños juguetes sensoriales tipo Lamaze,  para estimular sus sentidos. Estos juguetitos tan monos se colocan en las manitas y tobillos de los peques, y al mover inconscientemente sus articulaciones van escuchando los sonidos, potenciando el desarrollo auditivo.
Alex Mes 2

En el tercer mes, ya vas notando que empieza a coger peso, que le van cambiando las facciones de la carita, no sabes qué hacer con el pelo moderno que tiene, con zonas cortas, largas, calvas… con lo que al final optas por hacerle el típico “Kiki” en plan punk que te hacían tus padres/abuelos. Y como podréis comprobar por la cara de Alex no parecía que le convenciera mucho.
Alex Mes

Al llegar el cuarto mes, decidí acabar con esos malos pelos y llevarle a la peluquería para que le  igualaran las puntas. “¿Las puntas?”  Me dijeron…, “Aquí lo que hay que hacer es pasarle la máquina y le saldrá más fuerte” ¡Pobre! Le dejaron la cabecita como una bola de billar. Pero a decir por la cara del peque, quedó más que satisfecho que con la cresta que le preparaba todos los días con el jugo de un limón (gomina natural para peques).
Por cierto esto de ”Córtale el pelo nada más nacer que le saldrá más fuerte” es uno de los mitos falsos que tarde o temprano acabamos escuchando, porque  la verdad el que tiene genética de pelo fuerte, lo tendrá con el pelo o no rapado.

Alex Mes

A partir del quinto mes empiezan a notársele más las lorcitas. Jamás pensé que un bebé pudiera acumular tantos michelincitos en brazos y piernas. Se notaba que además de tomar el pecho, se alimentaba bien del resto de alimentos que nos iban pautando los pediatras, y es que no hacía ascos a nada.
Alex Mes 5

Como Alex nació en Enero, a partir del sexto mes empezamos a destapar su cuerpo serrano. Es un momento precioso, están ya muy espabilados, empiezan a erguirse y reptan para intentar coger sus juguetes.
Alex Mes 6

En el séptimo y octavo mes, empezó a quedarse de verdad con todo el mundo. Ya no era el típico bebé, al que se le hacía gugú, ajo y todas las gracias del mundo sin recibir alguna respuesta. En este momento es cuando notas de verdad cómo empieza a intentar interactuar contigo, a imitarte, se ríe con ganas, y comienza a perseguirte gateando como un loco.
Alex Mes 7 Alex Mes 8

En el noveno mes, ¡Ya se sienta! Un nuevo punto de mira ha nacido. Me imagino que debía pensar “Ya no soy una pequeña lagartija….prepárate
Alex Mes 9

Al entrar el décimo mes, empieza el peligro, ¡Ya se levanta! Aun protegiendo picos de las mesas, muebles y todo tipo de artilugios que ves con peligro, irremediablemente algún golpe se lleva, que por cierto, te duele a ti más que a él, y te pones a buscar como loca el famoso Arnidol, un ungüento natural mano de santo para golpetazos, que alivia y reduce el hinchazón y que yo sigo llevando en el bolso.
Alex Mes 10

En el undécimo y duodécimo mes, ya sabe lo que quiere, lo que le gusta y lo que no, y lo transmite clarísimamente con sus gestos, llantos, sonrisas o gritos.

Además, es el gran momento del primer vuelo, ¡Su primer pasito! Y te envuelve la sensación  de  “¡Ay que está creciendo y se va mi bebé

Alex Mes 12

Estas fotografía que he desempolvado del disco duro, me han ayudado a recordar todos estos bonitos momentos.
Si queréis conservar fotos inolvidables de vuestros  peques más allá de las innumerables y típicas fotos que sacamos a diario con el móvil,  y no disponéis de tiempo o cámara para hacerlo, Click&Boo pueden hacer realidad este sueño.

Recordad el tiempo vuela, y estos momentos pasan muy rápidamente frente a nosotros cada día y no nos damos cuenta.  ¿A qué esperáis? ¿Vais a dejarlos pasar? Carpe diem :)


Las palabras de Sara son preciosas. Nos sentimos muy identificadas con todo lo que explica, y nos encanta especialmente su símil con un bonsái pequeñito :)

Esperamos que os haya gustado esta entrada tan especial de hoy, y esperamos también poder traer pronto más pots invitados de invitados tan geniales como Sara.

NOTA FINAL: Todas las imágenes que aparecen en este post no son de Click&Boo, pertenecen a Sara Vázquez y ella es su propietaria y autora intelectual de las mismas.

2 comentarios
  1. Sara Martin Moro
    Sara Martin Moro Dice:

    Precioso y muy educativo, yo soy mamá de hijos muy, pero que muy mayores, y en efecto suscribo todo lo que Sara Vazquez apunta, mamás jóvenes, aprovechar, estos años maravillosos no vuelven, si os los perdéis, cuando se hacen los niños de nuestro alma grandes, ya no tiene solución.
    Tengo 56 años y cuando miro de vez en cuando las fotografías, los vídeos, me emociono como el primer día ya que me vienen tantos y bonitos recuerdos a la mente, que me llenan de satisfacción.
    ANIMO MAMÁS SEGUIR EL DESARROLLO DE VUESTROS BEBES, HACER ETERNOS ESOS MOMENTOS TAN GRATIFICANTES PARA EL PRESENTE Y FUTURO, NO DEJÉIS PASAR ESA OPORTUNIDAD QUE NO VUELVE.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *